Cómo afecta el confinamiento nuestra salud visual?

Es probable que al leer este artículo percibas cierta dificultad en el enfoque ya sea en la visión lejana o de cerca. Lamentablemente, este tipo de quejas se ha vuelto común en la población en sentido general y existen fuertes evidencias de que guarda relación con los prolongados periodos de confinamiento al que hemos sido sometidos fruto de la crisis generada por la pandemia del Covid-19.
Según un estudio realizado por la asociación Visión y Vida, respecto a las alteraciones de la visión en las personas en España durante el año pasado, el empeoramiento de la visión afectó al 57% de la población tras la cuarentena provocada por la crisis del COVID-19. Además, seis de cada diez adultos tienen peor visión ahora que antes de la cuarentena y la situación es aún más preocupante entre los jóvenes, con ocho de cada diez (77,4%) que ven como su vista ha empeorado.


Entre los factores relacionados con el deterioro visual debemos considerar el mayor tiempo de exposición a las pantallas, ya sea por la educación a distancia, el teletrabajo y las modificaciones en las actividades dedicadas al ocio. Por otra parte, influye de forma significativa la vida sedentaria, el permanecer mucho tiempo en lugares oscuros, poco o mal iluminados, así como la alimentación inadecuada.
En las grandes ciudades ya se habla de una ¨pandemia de miopía¨ consecuencia de las situaciones de encierro por el covid-19. Y esto así ha sido demostrado cada vez con más certeza pues se observa un aumento de la miopización en la población infantil en edad escolar (sobre todo entre los 6 y 9 años), o una progresión de la miopía ya presente en los niños y adolescentes.
Los pacientes présbitas jóvenes, es decir, aquellos que se encuentran entre los 40 y los 50 años también refieren que en los últimos meses han percibido un deterioro mas notable de la visión cercana por ejemplo, con la lectura o el uso de los celulares.

Que podemos hacer frente a estas nuevas situaciones?
Todas las recomendaciones están orientadas hacia la estimulación de la visión lejana sobre todo con la realización de actividades al aire libre. Está demostrado que en los niños existe un beneficio marcado frente a la miopía con la exposición frecuente a la luz solar.
Es necesario organizar los espacios de estudio y trabajo dentro del hogar tomando en cuenta que la iluminación y la ventilación sean adecuadas, priorizando siempre que sea posible, realizar estas actividades durante las horas del día en las que disponemos de luz natural.
El descanso de nuestro ojos debe ser respetado en la medida de lo posible. Debemos hacer esfuerzos para limitar la cantidad de horas que pasamos frente a las pantallas, e incluir en nuestra rutina diaria, momentos para el ejercicio y tener otras fuentes de ocio y relajación más allá de los dispositivos electrónicos.
Es muy importante evitar a toda costa el uso de los celulares antes de dormir, pues está muy claro que la luz azul inhibe la secreción de la hormona melatonina afectando así la calidad del sueño.
Finalmente, hay que comprender que el Covid-19 estará con nosotros todavía un tiempo más y por lo tanto hay que proteger y asegurar nuestra salud visual y nuestro estado físico en sentido general.

Dra. Janet Cruz
Clínica Independencia Sur. Avenida Independencia No. 301
Ensanche La Paz, Distrito Nacional, R.D.
Tels.: 809-534-9022/849-884-1747
Correo electrónico: dracruzglaucoma@gmail.com